3 trucos sencillos para conseguir que tu salón se convierta en un espacio más amplio y acogedor.

Cuando compramos una casa la tratamos como si fuera nuestro propio hijo. La cuidamos y la decoramos hasta el mínimo detalle, dejando nuestra propia personalidad reflejada en sus paredes.

De todas las estancias que puede tener nuestra casa, el salón es donde se hace el 70% de la vida. Y por eso es el espacio que tiene que estar más acondicionado para nuestra larga estancia. El problema es que algunas veces puede ser algo pequeño y te puedes llegar a sentir un poco claustrofóbico.

Desde Starck-Estates te vamos a dar unos consejos para que le saques el mayor partido a tu salón de una manera fácil y rápida.

 

Los colores claros.                

Los colores claros como el blanco, el gris claro o el blanco hueso son aliados de la luz, consiguen que se refleje en las paredes haciendo que se difuminen los límites y dando la sensación de amplitud. Puedes complementar cambiando el suelo también por parquet o cerámica de colores claros. El suelo amplía todo. Los colores oscuros o cálidos por el contrario consiguen el efecto de oscuridad, apagan la luz que entra de fuera y dan la sensación de ser un espacio más reducido.

Los colores claros conseguirán dar a tu salón una sensación moderna y de frescura.

 

Menos es más

Todos soñamos con un sofá grande donde poder descansar después de un día duro de trabajo y ver nuestro programa preferido de Netflix. Pero si sufrimos de un salón pequeño eso sería un gran error.

Busca un sofá que consiga satisfacer tu necesidad pero sin comerse tu salón. Puedes optar por sofás de 2 o 3 plazas como mucho. También por sillones individuales con colores claros como el gris y el blanco para conseguir que la luz se siga reflejando.

Si no te gusta demasiado los espacios extremadamente blancos puedes vestir tus sofás con colores turquesas o rosas palo, ya que estos colores le darán un poco más de vida a tu salón y no agobiarán ni apagarán la zona.

Siguiendo con el minimalismo, el concepto menos es más es perfecto. No cargues el ambiente con múltiples estanterías o mesas de centro muy altas. Los espacios despejados en el centro dan más sensación de amplitud. Deja que la luz entre por todas las zonas de tu salón para que su percepción sea más amplia.

 

Espejo, espejito en la pared

Otro gran aliado de los salones pequeños y de poca luz son los espejos. Con ellos conseguirás crear ilusiones ópticas de amplitud. Colócalos estratégicamente para que la poca luz que entre por la ventana del salón se refleje en ellos y reparta luz por todo el espacio.

Puedes complementar poniendo algunas fotografías o cuadros en las paredes, pero teniendo en cuenta de no sobrecargar el espacio para no reducir la sensación de tamaño.

 

Tu casa en Costa Blanca

Si sigues nuestros consejos podrás conseguir que tu salón pequeño se vea más amplio y fresco, pero es posible que todavía estés en busca de la casa de tus sueños o una segunda vivienda en la Costa Blanca.

En Starck-Estates tenemos una amplia variedad de espectaculares casas y villas en la zona de Costa Blanca, donde no sufrirás de espacios pequeños, ya que cuentan con habitaciones muy amplias y con luz.

Cuenta con nuestro equipo de profesionales de Starck-Estates. Especialistas con años de experiencia en el sector para que tus deseos y objetivos se hagan realidad.