Costa Blanca es una de las zonas que más está creciendo a nivel inmobiliario de la costa este de España

Costa Blanca es una de las zonas que más está creciendo a nivel inmobiliario de la costa este de España en los últimos años. Es una de las áreas con más afluencia turística, sobre todo en los meses de verano, debido a la atracción del turismo de sol y playa tan característico del mediterráneo.

Muchos turistas, sobretodo turistas provenientes de Europa, eligen Costa Blanca como ubicación para su segunda vivienda residencial o como lugar para establecer su residencia fija.

Además, no solo se está generando un crecimiento inmobiliario en la zona por el turismo europeo, sino también por la propia ciudadanía española, sobretodo de las cercanías de Costa Blanca, que deciden trasladarse a esta ubicación por la belleza y singularidad del paisaje y por las grandes posibilidades de ocio de sus localidades y de sus calles.

Con todos estos factores, es latente la importancia de una buena Inmobiliaria en Costa Blanca.

 

 

Cómo ha evolucionado la venta en esta zona en los últimos años

 

Costa Blanca destaca por la gran evolución y reajuste de los últimos años a nivel inmobiliario y de la construcción. En los últimos tres años se han incrementado notablemente la cantidad de visados de obra nueva del lugar al igual que las transacciones de compra-venta.

Concretamente en los últimos años se ha producido una variación positiva del número de transacciones de compra-venta que ronda entre el 15 y el 20% anual.

La gran cantidad de construcciones de obra nueva del lugar y el incremento de las transacciones de venta de vivienda de segunda mano, está generando un reajuste poblacional y de crecimiento económico de Costa Blanca, lo que convierte a la costa de Alicante en uno de los lugares ideales para escoger como ubicación para establecer tu residencia.

Además las previsiones futuras de la zona de Costa Blanca son positivas, lo que convierte al lugar en una ubicación que otorga una cierta calidad y seguridad para invertir en el suelo valenciano.

El clima mediterráneo es uno de los motivos principales por los que la población de Costa Blanca está creciendo considerablemente. La calidad de vida que proporciona el clima mediterráneo es sin duda una de las principales atracciones de la costa. Es un clima donde predomina el sol y las temperaturas cálidas en verano y templadas en invierno y con precipitaciones escasas durante todo el año. Esto provoca que debido a la calidad y la cantidad de las playas de Costa Blanca, cada vez sean más los que decidan aprovechar la combinación de sol y playa y vivir en las cercanías de la costa.

 

Localidades de Costa Blanca en crecimiento

 

Algunas de las localidades por las que estamos apostando desde Starck-Estates en base a la evolución de los últimos años y a las previsiones de futuro del lugar, son: Denia, una de las localidades con más población y más conocidas y preferidas de la Costa Blanca. Uno de los destinos turísticos preferidos por muchos españoles y europeos; Orba, un pueblo ubicado a penas 18 kilómetros de la ciudad de Denia y situado a 154 metros sobre el nivel del mar. Y a únicamente 20 minutos de la playa más cercana; Els Poblets, municipio de Alicante ubicado entre Denia y Vergel ubicado en la costa mediterránea; Pedreguer, ubicado en la comarca Marina Alta y a únicamente 85 metros sobre el nivel del mar y con unas de las mejores rutas de montaña de toda la Costa Blanca; Javea, localidad ubicada en el norte de Alicante y que prácticamente hace frontera entre Alicante y Valencia. Uno de los paisajes más emblemáticos de la Costa Blanca; Pego, otra localidad cercana a la frontera entre Alicante y Valencia. Es el lugar ideal para disfrutar de la paz y la tranquilidad con una alta calidad de vida; y Benissa, un pueblo de Costa Blanca que se caracteriza por la gran tradición medieval de sus calles que le otorga una gran belleza histórica y cultural y que cuenta con más de 4 kilómetros de costa mediterránea.